La primera hija de Ana Julia Quezada murió a los cuatro años al caer por un balcón. Juan Ignacio Zoido, ha confirmado que se va a revisar el caso

Add to Flipboard Magazine.

Ana Julia Quezada ya tenía una hija pequeña en la República Dominicana cuando llegó a España. La niña, de nombre Ridelca Josefina y nacida el 22 de agosto del 91, tenía dos años cuando la mujer regresó a por su hija, con la que se trasladó a vivir en Burgos. Su padre era Santiago Gil. La pequeña tenía cuatro años cuando se precipitó por una ventana interior de la casa desde un séptimo piso. Murió en el acto. En el momento del accidente, en la casa estaba también una segunda hija de la mujer, Judith, la pequeña tiene ahora 24 años y sigue residiendo en Burgos con su padres.

Estos últimos días se la ha visto en las Hortichuelas, apoyando a su madre y a los padres de Gabriel. La muerte de la pequeña Ridelca Josefina, como se llamaba la hija de Ana Julia, se cerró en su momento como accidente tras una investigación de la Policía Nacional. Pero ahora, tras la detención de la mujer por su implicación en el crimen del pequeño Gabriel Cruz, la Policía Nacional ha decidido revisar ese sumario.

Patio interior del edificio donde murió al caer por la ventana la primera hija de Ana Julia Quezada Cruz
Patio interior del edificio donde murió al caer por la ventana la primera hija de Ana Julia Quezada Cruz (Santi Otero / EFE)
Hacía días que las redes sociales ardían con menciones e informaciones variadas sobre el accidente de Burgos y la implicación de la sospechosa en el suceso. Habían versiones dispares del suceso, pero los vecinos de la calle del Camino Casa La Vega, 41, recordaban bien a la mujer. Fue en ese inmueble donde sucedió el suceso de la pequeña.

Este lunes, el propio ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, confirmó el suceso, que dató en 1996, añadiendo además que se va a revisar no sólo ese atestado, sin que se pretende reconstruir con detenimiento todos los pasos de la mujer en España, desde que llegó de la República Dominicana.

Se sabe ya, que en sus primeros tiempos en Burgos, la mujer trabajó en un club de alterne de donde fue “rescatada” por un camionero que se enamoró de ella. Este hombre es el que a día de hoy sigue viviendo en Burgos, junto con Judith, intentando recomponerse al impacto emocional de las últimos acontecimientos.

Fuente: http://www.lavanguardia.com/sucesos/20180312/441474747232/ana-julia-hija-gabriel.html

Compartir en FacebookCOMPARTIR EN FACEBOOK Compartir por whatsappCOMPARTIR POR WHATSAPP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *